LA IMPORTANCIA DE LA TASACION EN TODO PROCESO CONCURSAL

El procedimiento concursal, bajo la supervisión del Juez y el nombramiento de una Administración concursal, busca lograr la solución integral para las obligaciones pendientes de pago de un deudor, ya sea mediante un convenio o mediante la liquidación forzada de sus activos, cuando se carece de liquidez o dinerario suficiente para afrontar tales obligaciones en un momento dado, aunque se tenga patrimonio que pueda ser realizado.

Existe quiebra, y así es declarado en el proceso concursal, cuando el patrimonio total de un deudor es de valor inferior al conjunto de deudas que tiene asumidas.

Cuando un deudor es declarado insolvente, pueden ocurrir dos situaciones:

  • Que su insolvencia sea temporal, debido a falta de liquidez que le impida hacer frente momentáneamente a sus deudas.
  • Que su insolvencia sea prácticamente definitiva, por no tener activos suficientes para hacer frente a sus deudas.

En ambos casos se accede a un procedimiento concursal, que variará según la legislación pero que normalmente tiene dos vías de salida:

  1. Acuerdos de quita y espera: En donde los acreedores, con el fin de cobrar al menos parte de su deuda, acuerdan disminuir un porcentaje del capital pendiente y, en su caso, diferir su vencimiento.
  2. Procedimiento de liquidación de bienes: Al cual se llega si no ha sido posible llegar a suficientes acuerdos de quita y espera. Los acreedores se ordenarán por orden de prelación de sus créditos, e irán cobrando en orden hasta que se acaben los bienes por liquidar.

Cuando se produce un proceso Concursal ,el empresario ve como toda su vida de dedicación, esfuerzo, patrimonio empresarial y/o personal se esfuma de la noche a la mañana.

La mayor parte de las veces esto se produce porque el empresario se encuentra totalmente desbordado y desmoralizado ante esta nueva situación.

El empresario observa con incredulídad como al hacer la valoración de sus bienes (Nave, Instalaciones, Maquinaria, etc) que él habia pagado con mucho esfuerzo, en la actualidad su valor es ¨CASI NADA¨.

ANALICEMOS EL PORQUE DE ESTE VALOR A ¨CASI NADA¨ :

En todo proceso concursal entran varios actores nuevos en la vida del empresario :

-Juez.

-Procuradores.

-Abogados.

-Administrador Concursal.

-Perito Tasador Judicial.

-Acreedores (Hacienda, Seguridad Social, Bancos ,Financieras, Personal...).

-Subasteros y Oportunistas

                            ESTA FIESTA LA PAG0 YO, ES DECIR ,EL EMPRESARIO

-El Juez analizará y resolverá con ayuda de todos los demás actores del proceso (Procuradores ,Abogados, Administrador Concursal, Perito Tasador Judicial, Acreedores, Subasteros y Oportunistas).

Todos los intervientes (excepto el Juez que es funcionario) cobrarán de los bienes presentes y/o futuros que tenga el empresario.

                    PORQUE MIS BIENES NUNCA VALEN NADA O CASI NADA

- Simplente porque todos cobran y que el asunto si se puede resolver en 1 Mes no se resuelva en 6 Meses, es decir, lo que ahora se llama productividad : hacer algo en el menor tiempo posible y con el mayor beneficio. 

 -Todos los actores (por supuesto, que habrá excepciones que yo no conozco) aplican el concepto la definición erronea de productividad.

La productividad es :hacer algo¨ excelente¨ en el menor tiempo posible y con el mayor beneficio.

 AHORA ENTENDEMOS PORQUE MIS BIENES NO VALE NADA O CASI NADA

 - Si ponemos todos nuestros bienes a la venta ó subasta y menospreciamos su valor en -90% será mas fácil venderlos que si los ponemos a su valor real ,es decir, en vez de venderlos en 1 mes tardaremos 6 meses ,pero en este caso todos los actores del proceso judicial,excepto el Juez, cobrarán más tarde.

Por todo ello y dado que el Juez está para impartir Justicia ,el Administrador Concursal para salvaguardar los intereses de las partes y que nuestro Abogado para defendernos debemos proporcionarle los informes de valoración y tasación acordes con la realidad actual y perfectamente documentados y que los peritos nombrados por nuestros acreedores no formen parte interesada al servicio de su Patrón.